¿Qué es neutralidad de red?

Y eso es lo que yo pregunto: ¿qué es? Es uno de los términos más ambiguos de la historia, o al menos, el que encuentra acepciones más contradictorias por parte del público.

Por tanto, estamos ante un término muy ambiguo, difícil de definir, pero de igual modo imprescindible de hacerlo para poder regular dicha neutralidad. Pero en general, podríamos decir que neutralidad de red es el concepto que recoge la idea de que todos aquellos que ponen la infraestructura en una red, tal como Internet, no pueden inmiscuirse en lo que circula.

Para los usuarios esta neutralidad consiste, efectivamente, en que el operador de telecomunicaciones no se inmiscuye en los contenidos que se intercambian. En este sentido, la red de telefonía siempre ha sido neutral; el operador de telefonía no interviene en las conversaciones; no escucha ni bloquea. Solamente esta intervención se lleva a cabo cuando la ley lo ordena, en casos precisos. Pero lo que sí que lleva a cabo son tareas de gestión de tráfico, aunque limitadas; como por ejemplo priorizar llamadas de emergencia o descartar algunas llamadas en momentos de sobrecarga..

Pero, ¿cuál es el escenario actual? Nos encontramos en este momento ante el debate, quizá más complicado. Existen multitud de contenidos sobre las redes basados en la digitalización de información y en la convergencia de redes. El escenario anterior destacaba por la existencia de una serie de redes especializadas por contenidos, y un acceso a la tecnología mediante “cobre”. Pero ahora nos encontramos ante una plataforma con una red única y un acceso único; accesos compartidos. En este sentido se nos plantean cuestiones tales como: ¿Por qué el debate?; ¿Quién quiere asegurar a los usuarios la neutralidad? o ¿Por qué ocurre esto?

La neutralidad de red ha sido siempre un principio director en la actividad de los operadores de telecomunicaciones. Hemos de tener claro que en un entorno competitivo, como el que presenciamos, los operadores que limiten de manera innecesaria las posibilidades de sus usuarios se verá obligado a ceder clientes a sus competidores. Cualquier tipo de limitación en cuanto a los contenidos, va contra sus propios intereses.

Por otro lado, existe una serie de agentes que están propugnando nuevas obligaciones de neutralidad de red. ¿Qué nuevas obligaciones?, Por un lado una prohibición en el bloqueo de contenidos impediría la gestión de tráfico que resulta imprescindible cuando se acceda a la red, por ejemplo, desde un teléfono móvil. Por otro lado, una prohibición en la integración vertical de los operadores, que tendría a su vez efectos negativos sobre la sociedad, dificultarían de este modo la universalización.

En conclusión, ¿por qué está siendo alimentado este debate?; deberíamos cuestionarnos si la razón es por la defensa de los usuarios, o por lo contrario, por los intereses que conlleva No tiene sentido el debate, en tanto en cuanto poner en cuestión los derechos del usuario sería poner en cuestión el interés del propio negocio.

¿Pero qué opinan los operadores?; ellos están a favor de la neutralidad de red, y tratarán de defender los derechos de los usuarios…los derechos de la sociedad.

Os dejo a continuación un artículo de Elpais.com por si os interesa ahondar aún más en el asunto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: